Valentina y su nueva habitación con método Montessori

¡Hola a todos! En este nuevo post os quiero enseñar cómo hemos decorado la habitación de Valentina 😍 

Valentina, mi hija, tiene 7 años y como a casi todas las niñas de su edad está enamorada del color rosa. Sus paredes ya tenían este color en dos tonalidades diferentes y, como os he enseñado en otros post, los muebles los tiene en color blanco para encajar el diseño dentro del conjunto de tonalidades pasteles.

Hasta ahora tenía una cama convencional llena de cajas con juguetes en la parte inferior del somier y desde que vi la cama-casita de Minicama por Instagram me quedé totalmente enamorada y pensé que sería una buena idea redecorar la habitación de mi pequeña y deshacernos de algunas cajas.

Minicama, una firma de mobiliario infantil 

En primer lugar os hablaré como siempre un poquito sobre la firma. Minicama es una empresa familiar, con muchos años de experiencia en la creación de mobiliario. Todos sus productos están fabricados artesanalmente, prestando una especial atención a la máxima seguridad de nuestros pequeños y otorgando a sus productos una alta calidad en los acabados.

Muebles ecológicos

Las camas y muebles de Minicama son seguros, ecológicos y están hechos de madera de pino. Su diseño es único, inspirado en el método Montessori. Por eso se caracterizan por estar a la altura de nuestros hijos. Las camas, por ejemplo, llevan el colchón a nivel del suelo para que los peques puedan bajar y subir de su camita sin necesidad de pedir ayuda a un adulto. El diseño de las estanterías permite a los niños alcanzar los objetos almacenados por sí mismos, sin tener que acudir a un adulto. Los taburetes y las sillas facilitan la autonomía de los peques. La seguridad y la autonomía de los niños es una de las prioridades de la firma.

Aunque mi peque ya tiene 7 años me parece una buena idea, ya no por la autonomía, que ya la tenía pudiéndose bajar ella sola de una cama convencional, si no por la creatividad del diseño de su nueva habitación para que ella pueda seguir jugando y desarrollando su imaginación.

¿En qué se basa la metodología Montessori?

Cada niño crece y evoluciona a un ritmo diferente y nosotros como padres debemos darle las herramientas necesarias para que puedan crecer y desarrollarse de forma creativa.

Su historia

María Montessori fue una gran pedagoga y educadora infantil y también la primera mujer italiana que se graduó como doctora en Medicina. Defendía que el juego es la principal actividad a través de la cual el niño lleva su vida durante los primeros años de edad y se dio cuenta que al trabajar con los niños, desde el nacimiento, ya estaban predispuestos a desarrollarse, a potenciar su autonomía e independencia, cruzando la frontera entre la infancia y la vida adulta. Montessori elaboró un método educativo basado en el respeto a la individualidad natural de cada niño. Defendía que para fomentar el desarrollo infantil era necesario crear un entorno apropiado que se caracterizaba por los siguientes aspectos:

  • Estética: los pequeños deben estar rodeados de materiales bonitos y variados, deben conocer la calidez de la madera, la finura de la porcelana o la frialdad del metal.
  • Accesibilidad: los libros y todos los objetos de uso cotidiano deben estar al alcance de los pequeños, para que puedan usarlos sin restricciones facilitando su independencia y autonomía.
  • Simpleza: el diseño del cuarto infantil debe ser minimalista, armonioso y ordenado. Todos los objetos deben tener su sitio y el colorido de los muebles no debe ser muy llamativo, aunque puede contrastar con las paredes.
  • Seguridad: sin bordes pronunciados, suelos deslizantes, etc.

Calidades de Micama

El mobiliario infantil de Minicama es seguro y resistente. La mayoría de sus muebles proporcionan a los niños infinidad de ideas creativas para jugar y aprender usando su imaginación. Se pueden decorar de mil maneras: personalizando los colores de la pintura o colocando guirnaldas, luces, cojines u otros adornos. Las mini camas están adaptadas a cada etapa de crecimiento y edad de los peques y están recomendadas a partir de 4 meses de edad.

Mi experiencia

Siempre hemos creído en la educación libre desde que nació Valentina ya no solo en cuanto a su autonomía si no en hacerla partícipe de la vida adulta, y asesorados por una asociación a la que íbamos semanalmente cuando era muy pequeñita, empezamos a utilizar el método Montessori.

Mi hija ha crecido con estanterías a su altura, con objetos a su alcance permanentemente, con los elementos de su habitación ordenados y con un lugar asignado para cada objeto. Cuando juega, dibuja, o crea, lo hace siempre en un ambiente calmado, relajado y en silencio para que tenga la habilidad de poder potenciar toda su imaginación. 

Cuando era más pequeña realizamos tanto el colecho con ella como utilizamos su cuna a demanda (y aún a día de hoy quiere dormir muchas veces con mamá 😍), y aunque siempre ha tenido un espacio para ella, no han habido barreras entre el mundo adulto y su mundo. Con un año la pasé a la cama convencional después de enseñarla a bajar tanto de la cama como del sofá por si misma pero teníamos una barrera protectora para que no pudiera caer de la cama en uno de los laterales y recuerdo que aún así los primeros meses cubríamos el suelo de cojines “por si acaso”.

Hacía tiempo que llevaba buscando un espacio en el que mi hija pudiera sentirse cómoda y a la vez pudiera ser creativa para desarrollar su imaginación en su propio entorno. Primero estuve barajando la posibilidad de utilizar camas con tobogánes, literas, etc. pero ningún mobiliario de estos me terminaba de convencer, hasta que vi la cama-casita de Minicama. Gracias a este diseño mi hija crea e imagina historias todos los días, desde redecorar diariamente su espacio con giraldas, plumas y banderolas, hasta crearse un mundo imaginario en el que ella es la dueña de su  propia casa con puerta, ventanas, balcón y un sinfín de elementos imaginarios.

Además como tener una nueva cama ha sido un nuevo paso en la decoración de su espacio, hemos decidido que Valentina será la responsable de hacerse la cama todos los días antes de ir al cole, así como de ponerse todos los peluches que ella quiera sobre la colcha. Con lo que le hemos añadido una pequeña responsabilidad diaria con la que ella está contenta porque lo hace “a su gusto” decorando cada día su casita.

Sistema de montaje y necesidades

El sistema de montaje es muy sencillo y tan sólo requiere instalar los herrajes proporcionados, siguiendo unas sencillas instrucciones que envían con el pedido. Todas las camas incluyen el somier.

Nostras para seguir la línea del resto de mobiliario en la habitación de Valentina, decidimos que la cama-casita que más combinaba era la lacada en blanco mate (pintura no tóxica al agua), complementada con barandillas en todos sus lados menos en la entrada que hace de puerta.

Recordar que hacen encargos personalizados, adaptando sus proyectos a vuestras necesidades. Os dejo sus redes y web de referencia más abajo y cualquier consulta ¡no dudéis en preguntarles!

Espero que os haya gustado este post deco, ya sabéis lo mucho que me gusta a mi escribirlos sobre decoración 😍 Nos leemos en el siguiente post, no os olvidéis de seguirme en todas mis redes sociales, podéis encontrarme como @evaevuxxy ¡¡MUCHO LOVE!!


WEB: www.minicama.com

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/mini_cama/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/CamaCasita/


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: